El problema de pedir préstamos

Desde nuestra fundación nos encargamos, entre otras cosas, poder ayudar económicamente a todas aquellas personas que no pueden llegar a necesitar. En el caso de que la situación económica de esa persona sea catastrófica, puede ponerse en contacto con nosotros y, si reúnen las condiciones, nosotros le daremos el dinero que necesite. Esto es mucho mejor que pedir préstamos en algunas páginas que hemos podido encontrar con un comparador como el de la página web www.kelisto.es. En este artículo queremos escribir sobre los peligros de pedir un préstamo, ya sea a nivel físico o a nivel online.

Ya sabemos que en el momento en el que nos damos cuenta de que no tenemos recursos para seguir adelante, lo mejor que podemos hacer es pedir un préstamo ya que, por lo menos, nos va dar ese pequeño nivel de oxígeno que necesitamos para poder salir adelante. Sin embargo, esto es lo que se conoce como “pan para hoy y hambre para mañana”; en otras palabras, nos servirán para sacarnos del apuro en ese momento, pero, en cuanto echemos un vistazo a nuestra situación financiera, nos daremos cuenta de que la catástrofe está asegurada.

Tal y como se describe en el ámbito financiero, un préstamo es la mejor manera para poder endeudarnos todavía más de lo que ya estamos. Si, por ejemplo, debemos unos 100 € y pedimos 150 € para poder saldar la deuda, ahora deberemos 100 € + 150€ + los intereses asociados a esta transacción.

Un préstamo es para aquellas personas que están esperando que entre un dinero fijo pero que han tenido una serie de imprevistos si lo necesitan antes de tiempo. Por ejemplo, para pagar la factura de la luz u otro tipo de facturas relacionadas.

Sin embargo, debe de ser considerado como una última opción.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *